BARF, una verdad incómoda

A estas alturas si sigue usted leyendo es porque considera interesante conocer si hay alguna alternativa mejor al pienso. En ese caso le presentaré un método de alimentación diferente, que si bien no es nuevo, ha pasado desapercibido hasta ahora. Y es que cuando hay una gran máquina que se dedica a vender un producto, no dudará en frenar toda competencia que surja. Así es como la popularidad de BARF queda mermada frente a las productoras de pienso.

-¿Qué es BARF? 

BARF, cuyas siglas traducidas del inglés significan Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados, es una forma de alimentar a los perros asemejándose lo más posible a la alimentación normal de los cánidos, que aunque se ha dado durante toda la vida, fue impulsada y nominada por el veterinario Ian Billinghurst. Ofrece una dieta que cualquier perro o lobo comería si tuviera acceso a los recursos necesarios en la naturaleza, respetando su condición de carnívoro y de cánido. Para que se haga una idea, alimentar con BARF a su perro supone cuidarle igual de bien que cuidan en un zoológico a cualquier animal, nutriéndole como su naturaleza dicta. Aunque BARF represente un estilo de alimentación dentro de las dietas naturales y marque unos porcentajes de alimentos, no toda la alimentación natural está acotada por BARF, pero por comodidad suele usarse la expresión.

-¿Pero un perro es igual que un lobo?

Su sistema digestivo y sus necesidades nutricionales son exactamente las mismas. El perro y el lobo gris comparten ADN en un 99,8%, y además, pueden cruzarse produciendo crías fértiles. Juzgue usted mismo. Sin embargo nadie en su sano juicio alimentaría a un lobo con pienso, y lo que pretenden hacernos creer los fabricantes de pienso es que sí es apropiado hacerlo con un perro. Están en desacuerdo con la biología, y también con todos los científicos y nutricionistas que trabajan con animales en zoológicos y en parques naturales de conservación de especies. Así que ríase usted la próxima vez que el dependiente de la tienda de piensos o su veterinario le diga que lo normal y óptimo es alimentar a su perro con pienso.

Dígale que lo discuta con un biólogo.

-¿Qué ventajas ofrece BARF?

Además de suponer la manera de alimentación natural que tiene un perro, nos ofrece la posibilidad de formular dietas específicas para cada individuo. Esto además de posibilitar incorporar o retirar alimentos que digieran mejor o peor, nos permite brindarles una dieta variada en alimentos, algo esencial para la correcta nutrición en cualquier especie. ¿Por qué ingerir mediante el pienso todos los días los mismos ingredientes sin variación alguna?

El perro como cánido está preparado para hacer frente a los microorganismos patógenos que pueda haber presente en la carne cruda, recuerde cómo es su sistema digestivo. Éste es tan eficiente que incluso al igual que otros cánidos, puede recurrir a la carroña -carne cruda descompuesta- sin ningún inconveniente. Sin embargo nunca se le pase por la cabeza darle a su perro carne cocida descompuesta, es sinónimo de veneno para su organismo. La única limitación se presenta con los perros que tengan el sistema inmune deprimido por alguna enfermedad, en estos casos no se recomienda empezar con BARF hasta que el perro esté sano.

Los perros que consumen BARF tras un tiempo muestran mejoras en el pelaje, el volumen de las heces, el aliento, las flatulencias, los dientes y las alergias. También se reducen drásticamente las probabilidades de torsión de estómago ya que a diferencia del pienso, la comida cruda no se hincha porque es rica naturalmente en agua.

-Vale con la teoría, ¿pero cómo lo ponemos en práctica?

Al elaborar una dieta siempre debe tener en cuenta que la carne es el principal componente de ella, partiendo de esto puede agregar otros alimentos naturales que complementen esta dieta, como huevos, verduras, frutas poco dulces, hortalizas, cereales… La consigna es sencilla, preparar una dieta rica en el mayor número posible de nutrientes y de forma variada. Puede incluir de manera opcional también suplementos como la levadura de cerveza -que es rica en vitaminas hidrosolubles y no presenta riesgos-, o aceites vegetales y de pescado.

Sin embargo recuerde que su perro es un carnívoro, y que como tal no podrá digerir ciertos alimentos si no le facilita su digestión. En el caso ideal les podríamos ofrecer estómagos e intestinos de presas herbívoras, pero al ser complicado el acceso a ellos podemos procesar de forma casera los distintos alimentos para mejorar su digestibilidad. La fruta,  verdura y hortalizas deben ser licuadas; los cereales y legumbres bien cocinados; y los frutos secos molidos. Esto aumentará su digestibilidad y por tanto su aprovechamiento para el organismo canino. También puede agregar queso o yogurt, que contienen niveles bajos o inexistentes de lactosa dependiendo del producto. Éstos a diferencia de la leche son bien digeridos en la mayoría de ocasiones.

En cuanto a limitaciones en la dieta se encuentra la carne de cerdo cruda para evitar la posible enfermedad de Aujeszky; la cebolla; y en el caso del ajo y de vísceras como riñones o hígado, hay que limitar su toma en comparación con otros alimentos. El tomate en algunos perros puede producir irritaciones en el tracto digestivo, sin embargo no afecta a todos los perros por lo que su inclusión dependerá de ello. Por último se encuentra la uva, de la que recientes estudios sugieren una toxicidad en cantidades muy altas, sin embargo aún no se ha encontrado concretamente qué parte de la uva presenta el problema.

Las tomas de frutas/verduras y las cárnicas se recomienda administrarlas por separado, ya que contienen tiempos de digestión diferentes y producen fermentaciones diferentes. De este modo optimizamos el aprovechamiento de los nutrientes de cada grupo de alimentos. Sin embargo no es necesario separar las tomas, sólo se hace en busca de lo óptimo, pero no hay inconveniente en juntarlas.

Un día ejemplo en esta alimentación podría estar compuesto por alitas de pollo, un trozo de pescado, una mezcla de verduras licuadas y un yogurt. No es obligatoria la administración diaria de verduras o frutas, el perro al igual que su pariente más cercano -el lobo-, no necesita consumir a diario vegetales.

En las directrices que marca BARF, la cantidad de alimento diario para perros adultos representa el 2 ó 3% de su peso total. En cachorros de dos – tres meses el porcentaje es mayor, un 10%. Este porcentaje se va reduciendo paulatinamente a medida que el perro se hace adulto. No obstante, estas cantidades son orientativas, porque al igual que ocurre con el pienso, la cantidad para cada perro puede variar dependiendo de su nivel de actividad. Por tanto la mejor forma de valorarlo, nuevamente igual que con el pienso, es ver el físico de su perro. Si éste engorda o adelgaza, o si por el contrario mantiene un peso correcto.

Carne

“Pero mi veterinario dice que los huesos son peligrosos…”

Aunque en BARF se incluyan los huesos como fuente de calcio, no es imprescindible su administración siempre que haya otras fuentes del mineral. Sin embargo el peligro de los huesos radica en su cocción, perdiendo agua y colágeno y dando por resultado unos huesos que se astillan a diferencia de los crudos.

Cualquier hueso medianamente blando, estando crudo, es apto para que se lo coma su perro. Alas, cuello, cabeza y carcasas de aves y conejo, falda de ternera, costillas de ternera, pescados pequeños que tienen espinas finas y blandas como sardinas, boquerones… Estos huesos con el masticado y el salivado se ablandan aún más, y junto a la carne se convierten en una pasta que no supone un peligro para su tracto digestivo.

Los huesos duros y macizos, como rodillas y cañas de ternera por ejemplo, sirven únicamente para ser roídos como fuente de calcio y limpieza dental.

Algunos huesos como los muslos de aves y conejo, o espinas de pescados grandes, se han de reservar para perros que estén acostumbrados a comer huesos y que estemos seguros de que mastican suficientemente la comida. Y siempre se deben dar dejando su carne, no descarnados.

Si teme a darle huesos comestibles a su perro o ve que no es capaz de triturarlos bien y le suponen un peligro, puede prescindir de esta clase de huesos y darle únicamente unos duros y macizos que sólo pueden roerse y no se trocean y tragan. Siempre crudos. Si también teme a estos huesos y no se los administra, en ese caso es necesario suplementar la dieta con calcio.

Sin embargo la dieta en su mejor versión incluye la adición de huesos.

En resumen, si decide prescindir de los huesos y de las espinas de pescados -por miedo a ellos, o por miedo a la comida cruda y consiguiente cocción de los alimentos, en cuyo caso se deben retirar los huesos cocinados-, hay que brindar el calcio necesario mediante suplementos como pueden ser las cáscaras molidas de huevo, harinas comerciales de hueso, comprimidos de calcio…

Tenga en cuenta que cuanto más joven sea su perro, más fácil le será empezar con esta dieta que incluye huesos, y ello ofrece ventajas tanto en seguridad como en salud, porque cuanto antes empiece su perro a ingerir una dieta naturalmente correcta, antes notará sus efectos.

Los porcentajes de alimento que se calculan sobre el peso del perro incluyen el peso de huesos (los presentes en alas, carcasas, cuellos, faldas de ternera, espinas de pescado…), por tanto, si decide eliminar los huesos de la dieta la cantidad de alimento será algo menor.

¿Por qué darle cruda la carne?

La carne contiene vitaminas, enzimas y antioxidantes, que con la cocción se destruyen. Los aminoácidos de los que están compuestas las proteínas también se pueden destruir con cocciones a determinadas temperaturas y tiempos.

Puede oír la opinión de algunos que defienden que es mejor suministrarla cocinada, sin embargo estas opiniones se apoyan en dos cuestiones muy discutibles:

-La digestibilidad de los alimentos, en humanos, es superior estando cocinada. Sin embargo para un carnívoro la carne cruda no presenta dificultades de digestibilidad, ha nacido para ingerirla. Recuerde que somos diferentes a ellos, no hay que compararlos con nosotros, es comparar a un carnívoro con un omnívoro.

-La presencia de microorganismos patógenos y parásitos es algo controlado, ya que esta dieta se basa en carne apta para consumo humano, que pasa los pertinentes controles, al igual que los huevos. Aún así, tenga en cuenta que en la carne y en otros alimentos, si hay parásitos y bacterias que afectan a los humanos, no tienen porqué hacerlo a los perros, en este caso tampoco hay que deducir posibles riesgos por comparaciones erróneas.

Si consideramos que las carnes aptas para consumo humano pueden estar afectadas por bacterias y parásitos, también deberíamos temer a consumirlas nosotros.

En síntesis, son carnes con controles de calidad que aseguran su salubridad.

En el caso de países donde no se sigan los pertinentes controles sanitarios o que se dude de su eficiencia, sí es recomendable cocinar la carne. Recuerde que en este caso debe desechar los huesos cocinados, no son buenos para su perro.

“He oído que los huevos crudos destruyen vitaminas y que además pueden transmitir la salmonelosis…”

En la clara de huevo se encuentra una sustancia llamada Avidina que destruye la vitamina Biotina presente en la yema. Sin embargo, la cantidad de Biotina que presenta el huevo contrarresta el efecto de la Avidina, haciendo que no tengamos que preocuparnos por ella. El otro punto de críticas que reciben los huevos crudos es el de la posible transmisión de salmonelosis, enfermedad producida por un grupo de bacterias llamado Salmonella. Gracias a los controles veterinarios de los que gozamos, la presencia de Salmonella en las aves productoras de huevos es muy poco común. Aún así, sigue tratándose de bacterias frente a las cuales el organismo del perro sano está preparado para defenderse, y aunque a veces pueda ser portador de ellas -detectable por las heces- no le producen la enfermedad.

“¿Riesgo por Triquinosis y Anisakis?”

La Triquinosis es fácilmente evitable encargándose de que la carne que consuma su perro sea de consumo humano, ya que ésta pasa controles sanitarios antes de ser distribuída para controlar esta enfermedad.

Y las larvas de Anisakis que pueda haber presentes en el pescado se destruyen congelando el alimento crudo durante un día completo, basta con hacerlo en un congelador común doméstico ya que se necesita para ello una temperatura de -20 grados centígrados. Por tanto congelando el pescado crudo se evita cualquier posible riesgo que hubiera con estas larvas.

“Dicen que cantidades altas de proteína son malas para los riñones…”

Una proteína animal de calidad supone menor ingesta de proteínas. La proteína vegetal es menos completa y si se trata de desechos animales (plumas, picos…) es de pésima calidad. Pero a día de hoy no hay ni un sólo estudio que demuestre que dietas ricas en proteína animal puedan ocasionar problemas. Los fabricantes de pienso usan datos sacados de estudios poco rigurosos y obsoletos para dar propaganda a su pienso, y para tener la excusa perfecta para no añadir más carne a sus compuestos.

“¿Estoy preparado para planificarle una dieta a mi perro? ¿Qué pasa con las cantidades de vitaminas y de calcio?

Si recuerda lo que ha leído previamente sobre los piensos, se dará cuenta de que ni los considerados nutricionistas profesionales se ponen de acuerdo en las cantidades necesarias de vitaminas y minerales. Por tanto no tema a equivocarse, proporciónele a su perro carnes, verduras y frutas lo suficientemente variadas como para que obtenga todas las vitaminas y minerales que necesita. Piense que ni tan siquiera nosotros planeamos al detalle nuestra dieta humana, ni comemos igual siempre. Y no por ello dejamos de estar sanos. No obstante, transcurrido un tiempo puede hacerle una revisión veterinaria a su perro para comprobar que está sano.

Mi recomendación es que no deje de estudiar la nutrición del perro y del cánido, verá que hay muchos errores y mentiras extendidas para el beneficio de unos. Cuanto más conocimiento adquiera más sano vivirá su perro. Hemos llegado a un punto donde el pienso ha sustituido por completo la alimentación correcta de los perros, pero por fortuna cada vez hay más veterinarios y dueños que apoyan esta forma de alimentación, mientras que otros sectores se empeñan en mermarla, ya que para ellos supone una verdad incómoda.

Y recuerde que dieta natural no es necesariamente sinónimo de BARF, ya que hay más modelos de alimentación natural, como el Modelo de presa, u otros que combinen elementos de ambos.
Autor:  Gurguen Suvarián
elcarnivorodesterrado@gmail.com

31 responses to “BARF, una verdad incómoda

  • ALBA KON KENAI

    GRANDE GURO!! UN ABRAZO!!

  • Rita

    Grandísimo y super completo el artículo. Muchas felicidades por tan buen trabajo. Cada vez más nos estamos animando con la dieta BARF. Se va oyendo por ahí y la gente se va dando cuenta de la realidad.

    • guro27

      Gracias Rita.

      Como comentas, cada vez hay más gente que va conociendo este tipo de alimentación, espero que podamos llegar a los días donde se convierta en lo normal, oír a la gente discutiendo sobre esto y no sobre qué pienso es mejor que otro.

      Un saludo

  • Bixu

    Muchas gracias , gran artículo te are alguna pregunta por el face …

  • Anónimo

    llevaba mucho tiempo pensando en que por que mi perro debería comer pienso cuando esa no es la comida que debería comer respecto a su genética, pasa lo mismo en los humanos. Comemos alimentos que geneticamente no son los adecuados para nosotros ya que nuestra genética no ha variado desde hace miles de años, en cambio nuestro modo de vida a evolucionado mucho lo que da lugar a error en lo anterior.
    MUCHAS GRACIAS!!

  • Victor

    Ups! Jaja estaba leyendo lo de los piensos y dejé comentario preguntando por las alternativas… tenía abierta esta nota en la otra solapa! Perdónnn!!

  • Victor

    Donde dice “si decide eliminar los huesos de la dieta la cantidad de alimento será algo *menor* “, no debería decir “MAYOR”? (mayor cantidad de comida para completar el peso que le quitan los huesos).

  • leticia

    hola,
    yo llevo dandoles carne a mis perros desde que están en mi casa (ninguno lleva mas de dos años, son adoptados) y puedo verificar que es impresionante el cambio en las heces, en los dientes y en la salud general.sobretodo, los dientes, uno de ellos los tenia llenos de sarro y en un mes, los tiene blanco y relucientes…
    Nunca volveria al pienso, y aunque es un poco “pesado” prepararles las comida a diario, el ver que se alimentan como deberían, no tiene precio.
    Ojalá mas gente se conciencie.
    Gran articulo!

  • Carlos

    Yo hago una mezcla de pienso y la dieta q aquí se especifica… Le doy carne de vacuno y pollo, pescado, huevos,fruta y vegetales… Es equilibrada esta dieta?

  • Ana

    Hola, quisiera saber si disponéis de recetas sobre este tipo de alimentar a los perros, muchas gracias.

  • Anónimo

    Hola, enhorabuena por el artículo. Conozco la dieta Barf y la llevo aplicando hace años. Creo que falta en el artículo el hablar de la frecuencia en las comidas. Al igual que un perro debe comer de forma natural, creo que también deberíamos aplicar en su dieta algunos días de ayuno.
    Yo aplico a mis perros un día de ayuno a la semana, pero voy a probar con dos días a la semana.
    Saludos
    Francisco

  • Jorge

    La informacion es erronea, los perros son omnivoros no carnivoros, a diferencia de los lobos

    • Alex Sancho

      No son carnívoros estrictos como los felinos, pero tampoco se les puede alimentar con trigo, la mejor fuente de nutrientes para los canes es la carne, cualquier otra afirmación es negar lo evidente

    • olivares

      Los lobos también se alimentan de la panza de sus presas, el rumen y su contenido por lo que también se alimentan de todo y no solo de carne. Se alimentan de fibra, proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales y esto les hace falta si no acabarían enfermando al igual que un perro.

  • David

    Excelente artículo,pero la realidad va más allá y en los tiempos que corren donde un alto porcentaje de la población no se puede procurar alimentos basicos para ellos,mucho menos se puede permitir el lujo de gastarse el dinero de su comida para el perro teniendo el pienso,más económico y que lleva toda la vida siendo la principal fuente de alimentación de nuestras mascotas

    • Alex Sancho

      Solo hace falta meditar unos minutos para darse cuenta de estas afirmaciones carecen de sentido. El pienso nos ofrece comodidad, pero si quieres dar una alimentación adecuada no puedes ir a marcas económicas, y ni la más cara del mercado (ojo que hablo de calidad/precio no de marca/precio) se puede comparar a suministrar nutrientes frescos. Sobre la segunda afirmación, no se que edad tendrás, pero lo que se ha hecho “toda la vida” es alimentar a los perros con la comida que sobraba en casa, la comida procesada lleva funcionando alrededor de medio siglo

      Un saludo

    • Mari

      Mis perros son barferos desde que los tengo, y puedo asegurar que el BARF me sale más barato que un pienso de alta gama (sin cereales). Claro, sale más caro que un pienso económico de marca blanca, pero es que ese pienso es una porquería, directamente…. Y si como dices, alguien no puede permitirse un gasto en alimentar a un animal, que no lo tenga. TEner un perro implica gastos, es otra boca más en la familia.
      Por lo demás, cero alergias al pelo de perro, cero olor “a perro” en casa, el pis no mancha y es mucho más claro, las heces son muuuucha menos cantidad y no huelen nauseabundas…. y mis perros están contentísimos esperando su comida, cambios físicos dy mentales.
      Muy bueno el artículo.

  • Alex Sancho

    Muy buena síntesis, aunque hay un par de detalles que me hubiera gustado verlos más desarrollados, por ejemplo, ¿porque se desaconseja el consumo regular de vísceras?

  • Salam1970

    Reblogueó esto en cultura y libertady comentado:
    Si tu no sobrevives a fuerza de mascar pastillas de caldo de pollo, por qué tu amistad de cuatro patas tiene que hacerlo?
    PÁSATE AL BARF!

  • MARTIN BELTRAN

    AMIGOS DE LA PAGINA, REVISENME LA TAREA

    A UNA LABRADOR CACHORRA 8 MESES DE 25 KILOS LE DOY 750 GRS. DE COMIDAD DIARIA, DE LA CUAL MEDIO KILO ES DE CARCAZA DE POLLO (huacal de pollo en mexico),

    LO SIGUIENTE ES OPCIONAL: UNOS TROCITOS DE CORAZON DE RES, O HIGADITOS DE POLLO O DE RES, O UN HUEVO, O ATUN DE LATA, O BOQUERONES (en mexico son baratos, los conocemos como charales)ESTOS ALIMENTOS LOS VOY VARIANDO DE ACUERDO A COMO LOS ENCUENTRE EN EL MERCADO

    ADEMAS 150 GRAMOS DE UNA SOPA CON ARROZ Y VERDURA RAYADA: -YO PREPARO 200 GRS DE ARROZ COCIDO Y CUANDO ESTA HIRVIENDO LE AGREGO UN PUÑO DE AVENA, 2 KG DE VERDURA A QUE SOLO PASE POR AGUA Y LO APAGO (PRINCIPALMENTE ZANAHORIA Y CALABACITAS)

    PORQUE ARROZ??? PORQUE VEO QUE AL FORMAR UN BOLO POCO DIGERIDO LES CUESTA MENOS TRABAJO DEFECAR QUE CUANDO SOLO LES DOY CARNE, BUENO ESO SEGUN MI EXPERIENCIA CON ESTA COMIDA, ES COMO EL ALL BRAN DE LOS PERROS JAJAJAJA

  • oscar e ulloa

    Aceptando que el término dieta BARF se ha generalizado desde dietas “naturales” de porquería hasta dietas naturales balanceadas para ser administradas a perros y gatos que gocen o no de buena salud en reemplazo de los concentrados (piensos) normales o para condiciones clínicas específicas, porque para cada enfermedad hay (y no solo una) “dieta casera” ( así se conocen en mi país, Colombia)…. dieta casera que ayuda a mitigar o a resolver o a mejorar la calidad y/o el tiempo de vida de pacientes así las casas de concentradas sostengan, en vano, lo contrario en sus publicaciones y charlas. Buena por esa Guro27

  • wilson

    genial muy completo y clarooo

  • Rosa Iglesias

    Excelente informe!

  • Paco

    Desde cuando los perros son carnivoros?, que yo sepa son omnivoros.

    • Perico Palotes

      Los perros son carnívoros porque taxonómicamente pertenecen al orden carnivora, son de la especie canis lupus familiaris y tienen una serie de características anatómicas, fisiológicas y etológicas inequívocamente carnívoras. El hecho de que sean capaces de metabolizar almidón y que su alimentación no sea 100% carne no significa que sean omnívoros. De hecho, los biólogos nos referimos a los animales como lo perros como zoofagos hipercarnívoros porque su dieta consiste en un 70% de carne o superior.

  • olivares

    Los perros a igual que los lobos se consideran carnivoros pero no son carnívoros estrictos como los felinos porque también se alimentan de la panza de sus presas, el rumen y su contenido por lo que también se alimentan de todo y no solo de carne. Se alimentan de fibra, proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

  • Ana

    Cuando comentas los porcentajes y pone peso total del animal, que es el peso actual o lo que pesará de adulto?
    Existe alguna tabla de porcentajes? Tengo unpastor belga-mastin de 8meses

  • Encarna Cristobal

    Mi perra tiene diarrea, la pongo hígado puede ser por eso?
    Es menor el pescado blanco yo la doy sardinas, atún y salmón
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: